lunes, 15 de abril de 2013

LA CONSPIRACIÓN OCULTA EN LA CRISIS CAFETERA DE COLOMBIA



                     
                                 VERDADES POR REVELAR EN EL DRAMA CAFETERO
  
                                         Por  Marco Antonio Reyes para Revista Imagen De Los Vallecaucanos 

      
     
Luego de la superación de un paro que dejó una gran afectación a la economía de los Colombianos, son todavía varias las verdades que  faltan por develar a la luz y en las que se  descubren   varios factores que juegan como una conspiración oculta  como son: la caída cercana al 50% en el precio internacional del café en dólares durante el último año, el desplome en los volúmenes de producción calculado en casi un 40% de la capacidad productiva nacional de 13 a 8 millones de sacos al año ,el deterioro estructural de los suelos, el aumento desbordado de los costos de producción y la revaluación del dólar por los ingresos que dejan los hidrocarburos y la minería afectando notoriamente las exportaciones de los productos agropecuarios que arrojan al precipicio al gremio que mas sostenibilidad  en la economía le ha dado a Colombia, reconstruyendo tejido social en la mayoría de los territorios municipales, sacando de la quiebra a los bancos y sector financiero, desarrollando al País durante todo el siglo anterior, a través  de una cultura que proyectó exitosamente a esta Nación.
Según el diputado a la Asamblea de Antioquia Jorge Gómez Gallego ”lo que se puede llamar como la gran conspiración contra el gremio cafetero parte del rompimiento del pacto mundial de precios y de cuotas, en el año de 1989, que de un lado garantizaba unos ingresos mínimos para la compra del café y de otro el suministro oportuno de los volúmenes que requería el mercado, pero cuando los Estados Unidos dinamitaron el pacto en el Gobierno de Virgilio Barco, con la ayuda de sus funcionarios de aquel entonces Fernando Alarcón Mantilla y María Mercedes Cuellar, los precios se desplomaron, los cafeteros fueron sometidos a los precios del libre comercio, abandonados a su suerte de tal manera que hoy no poseen inventarios significativos en su poder y los especuladores son los dueños absolutos del mercado”
De acuerdo a estimativos producir una carga actualmente de café de 125 kilos con los supervalorados precios Colombianos cuesta en promedio 750 mil pesos , mientras el precio fijado mediante la combinación del precio externo con la tasa de cambio no pasa de 550 mil pesos
                        MUNICIPIOS CAFETEROS ESTÁN EMPOBRECIDOS
Mas de 550 mil familias del gremio cafetero en Colombia han padecido con rigor el empobrecimiento que ha afectado a su vez a los 564 municipios, (la mitad con que cuenta el País), en los 16 departamentos en donde se cultiva café y que han sentido fuertemente la crisis en su economía.  Según Emilio Yepes, vocero del Comité Para la  Dignidad Cafetera en el Municipio de Caicedonia en el Valle del   Cauca , ”Caicedonia es hoy un municipio desolado y el comercio se fue abajo porque como no hay ingresos para los caficultores ,eso se ve reflejado en el comercio en general”
                    LOS MANEJOS MACROECONÓMICOS ATROPELLARON LA CAFICULTURA
La gran crisis cafetera tiene su origen en los manejos macroeconómicos del sistema mundial  financiero que acomodan sus cargas de acuerdo a sus intereses y a los gobiernos que han sido incapaces de  blindar y respaldar eficazmente a este gran sector frente a estas consecuencias.
De acuerdo a la palabras pronunciadas en la Cumbre Cafetera Mundial de Brasil en el 2005 por el en ese entonces Gerente de la Federación Nacional de Cafeteros y Exministro Gabriel Lujan Silva “los cafeteros están siendo castigados por las políticas fiscales y monetarias de Estados Unidos y Europa, con un precio internacional debilitado y menores ingresos en moneda local; adicionalmente los fondos de inversión han venido cambiando sus posiciones de café por petróleo suministrando al mercado una sola ola de liquidaciones que está presionando el precio hacia abajo, igualmente el boom de los precios del petróleo está afectando la competitividad  de la caficultura  al incrementar los costos de los fertilizantes”
Sin embargo para Jorge Gómez Gallego diputado a la Asamblea de Antioquia “el obstáculo mayor para la supervivencia de la industria cafetera estriba en la aceptación sumisa del actual Gobierno y de sus antecesores del papel de enclave colonial minero energético asignado a nuestra Nación por los magnates de  Wall Street  y de los organismos internacionales  de crédito ,los que han diseñado e impuesto la nueva división internacional del trabajo con la locomotora minera  que atropella y pulveriza nuestra agricultura”
DE CADA 10 TAZAS QUE SE TOMAN EN COLOMBIA 9 SON DE CAFES EXTRANJEROS DE INFERIOR CALIDAD
Entre los puntos que el gremio caficultor pide al Gobierno Nacional están: la evaluación del precio que se está pagando por arroba , estudiando una bonificación por arroba de café; ayuda para aliviar las deudas que están asfixiando y lesionando a los cultivadores con el trato que les ha dado el sector financiero; la disminución en el costo de los insumos y agroquímicos ;que se controle el ingreso de los cafés  de otros países que son de inferior calidad, pues según Emilio Yepes  vocero del gremio cafetero en el Valle del Cauca “es irónico que hoy 9  de cada 10 tazas de café que se consumen en el País tengan cafés de inferior calidad  de otros países  como Vietnam, Brasil, Perú y Ecuador”. De otra parte está la exigencia de unas políticas claras, abiertas y transparentes que muestren cual es la real incidencia de la minería transnacional de cielos abiertos ,ya que según los voceros del gremio caficultor, esta va a afectar  a los casi 6oo municipios cafeteros que tiene Colombia.
                     AUMENTAR LA PRODUCTIVIDAD  UN RETO TORTUOSO
Frente al libre mercado que se plantea, una de las soluciones dadas a los caficultores está en el aumento de la productividad,  sin embargo para varios especialistas y de acuerdo a un estudio publicado  en el 2003 por la oficina de la   CEPAL  en Colombia (Centro de estudios  para Latinoamérica)”Colombia es un país que produce café a altos costos unitarios ,realizando la mayoría de las actividades de cultivo de forma manual, bajo la consideración que en Colombia el café es un cultivo de montaña, condición esta que genera restricciones para la mecanización de la mayoría de sus actividades agrícolas, de otra parte si bien se han realizado investigaciones de CENICAFÉ, entidad del gremio cafetero encargada de la investigación tecnológica ,para mecanizar parcialmente las labores de cosecha mediante vibradores colocados en la base de los cafetos se cosecharían de manera indiscriminada granos maduros  y sin madurar con lo que se afectaría notoriamente los estándares de calidad definidos para el Café de Colombia y habrían pérdidas importantes de granos inmaduros” .Tanto la compleja tecnificación en zonas de ladera de naturaleza abisal como la diminuta extensión de las unidades productivas que en el 95% de las 550 mil fincas cafeteras en Colombia son menores de cinco hectáreas ,con un promedio de 1.4 hectárea por finca, impiden las economías a escala para sacar superproducciones.
                                       LOS EFECTOS CLIMÁTICOS
Otro de los hechos que han generado gran mengua en la caficultura han sido los efectos de los bruscos cambios climáticos con los fenómenos del Niño con el extremo verano y de la Niña, con la temporada de lluvias, afectaciones que han dejado gran cantidad de familias caficultoras  en la quiebra,   ahogadas por las deudas con el sector financiero y bancario que no se compadece y que paradojicamente  en su momento de bonanza y fortaleza  fue un sector que se robusteció con  los recursos  de los cafeteros.

Conozca otros temas de mucho interés visitando el portal web de la Revista Imagen De Los Vallecaucanos. www.imagendelosvallecaucanos.com

No hay comentarios:

Publicar un comentario