lunes, 3 de junio de 2013

EL ÚNICO GENERAL QUE NO SE LE RINDIÓ A BOLIVAR:"AGUALONGO"



DE CONDICIÓN HUMILDE A LOS 30 AÑOS INICIÓ  SU CARRERA COMO SOLDADO RASO                       Por Marco Antonio Reyes
Es talvez un caso único  en la historia de la guerra de la independencia de la América  española en donde un hombre de ancestros indígenas y de condición humilde llega a escalar hasta la posición de General de los ejércitos del Rey de España y mas aún a una edad en donde se podría considerar tardio el inicio de una carrera militar,pero este fue el caso de Agustín Agualongo,un mestizo colombiano de ancestros indígenas nacido en la ciudad sureña de San Juan de Pasto, quien decididamente se alista en las fuerzas del Rey de España Fernando VII para  defender los intereses de la corona por la que finalmente entregó su vida.
Algunos de sus rasgos quedaron reseñados en la ficha militar de la Tercera Compañía de las Milicias del Rey, según los cuales,"Agualongo era de baja estatura,pues solo medía un metro con cuarenta centímetros,tenía pelo y cejas negras,ojos pardos, color prieto,nariz regular,poca barba y una mancha  de carate abajo de los ojos,con cara abultada,tenía grueso el labio superior ".
Además de escribir y a leer aprendió el arte de la pintura al óleo en la Escuela de Artes y Oficios,con lo cual empezó a ganarse la vida en un taller de Pasto.
Su primera actuación como soldado fue el 16 de Octubre.de 1809 en la victoria realista en la Taribita de Funes,sobre el Rio Guáitara,considerada como una de las primeras acciones bélicas en la América Latina.
En 1812 combatió en Buasaco al lado de las tropas realistas conformadas por mestizos y campesinos patianos de origen indígena,logrando recuperar la ciudad de Pasto de los republicanos .
Por su desempeño es ascendido a cabo,consiguiendo en Mayo de 1814  ascender a sargento primero,participando en las acciones del Calvario en  las cuales las  tropas del Rey derrotaron a Nariño evitando la toma de la ciudad.
En 1816 entró como subteniente del Batallón Pasto marchando con el ejército de Sámano a la conquista de Popayán, derrotando a las fuerzas patriotas en la Cuchilla del Tambo el 25 de Junio de ese año..
Vuelve luego a Pasto como teniente en la segunda Compañía de Milicias de Pasto.
Luego del 7 de Agosto de 1819  con  la derrota de Boyacá los restos del ejército del Rey se dirigieron  a Pasto a refugiarse.Allí en su tierra  logró reagrupar a los efectivos del ejército realista cuando Melchor de Aymerich pidió desde Quito al gobernador y comandante general de Pasto Basilio García apoyo para sofocar la insurrección de Guayaquil el 9 de Octubre de 1820.Agualongo marchó así como oficial  del Batallón Dragones de Granada a la Real Audiencia de Quito y después de la victoria de Huachi pasa a ser capitáe y a fines del mismo año es nombrado jefe civil y militar de Cuenca.
Después de la Batalla de Pichincha ganada por los patriotas el coronel Calzada unió los Batallones Tiradores de Cadiz y los restos del Cataluña y a marchas forzadas retoma a Pasto,siendo ascendido al grado de teniente coronel del ejército real. Pero a mediados de 1822 la arremetida republicana consigue tomar a Pasto,sin embargo sin darse por derrotado logra animar un levantamiento que consigue derrotar las fuerzas del general Juan José Flórez que tenian el control del territorio,restableciendo el gobierno realista en la ciudad e iniciando una marcha triunfal  sobre Ibarra.
Finalmente Bolivar con una gran fuerza de caballería 17 días después retoma el control sobre esta ciudad  ecuatoriana .Agualongo retorna a Pasto que padece la represión del jefe militar impuesto por los vencedores;aquí de manera intrépida y agil reune tres mil hombres que entran al pueblo de Anganoy alcanzando al general patriota Herrán al cual luego de pedir clemencia le respeta la vida expresando una frase que se hizo célebre"yo no mato rendidos" En las montañas andinas formó  una fuerte guerilla que puso casi en jaque a las fuerzas republicanas,consiguiendo a mediados de 1824 expulsar de Pasto a las fuerzas del general Juan José Flórez.
Finalmente la ciudad es tomada por los patriotas y Agualongo es traicionado por uno de los antiguos oficiales que había combatido junto con él en el ejército realista como fue el coronel José María Obando quien lo lleva prisionero a Popayán,allí se le ofrece respetarle la vida con la condición que jure lealtad a la nueva constitución republicana,con una repuesta tajante que fue ¡Nunca!,por lo cual es juzgado y condenado a morir por fusilamiento,concediéndosele su petición de morir con el uniforme de oficial del Rey.
Es así como el 13 de Julio de 1824 ante el pelotón de fusilamiento exclamó: :"¡Si tuviera veinte vidas estaría dispuesto a inmolarlas por la religión Católica y por el Rey de España!".
Exigió que no le vendaran los ojos porque quería morir de cara al sol,mirando de frente la muerte sin pestañear  y así  de manera valerosa y firme según los cronistas enfrentó serenamente al pelotón y gritó ¡Que viva el Rey!
Antes de morir llegaba firmada por el Rey de España la cédula real que le otorgaba a Agustín Agualongo su ascenso como Brigadier General de los ejércitos del Rey de España,siendo el único americano que llegó en la carrera militar a escalar hasta esta  posición dentro del ejército español.
Vea video de uno de los capítulos de la serie Revivamos Nuestra Historia ,en donde se presenta el episodio de la Batalla de Bomboná,librada por Bolivar contra los ejércitos del Rey de España el 7 de Abril de 1822 en la falda occidental del volcán Galeras de Pasto,en donde se muestra  lo dificil que significó para las fuerzas republicanas vencer la resistencia de los patianos y pastusos  que formaban el ejército realista del sur en el que combatía Agualongo. http://www.youtube.com/watch?v=NyWRaFzwuJY

1 comentario:

  1. El retrato de Agustín Agualongo es obra del maestro José Eduardo Ordoñez Ordoñez "Joñez" y los rasgos que describe corresponden a una exhaustiva investigación histórica realizada por el artista.

    ResponderEliminar