sábado, 1 de abril de 2017

La mujer que arruinó la suerte


La historia de Jane Park, una joven y agraciada habitante de una pequeña población escocesa es  para tener en cuenta a la hora de aprender lecciones que nunca se pueden olvidar en la vida.

Es de esta manera que corría el año 2013  en la tranquila y apacible región escocesa de East Lothian en donde vivía Jane Park, una joven que en este momento contaba con escasos 17 años de edad, ganando un sueldo de 10 euros la hora en un empleo de tipo administrativo.
Así es que en este momento  le  ocurrió un acontecimiento que cambiaría la vida de esta  mujer, enterándose que el boleto de la lotería Euro millones que había comprado  tenía los números ganadores.
La joven escocesa se había ganado un millón de Libras Esterlinas, una suma que nunca pensó reunir en tan poco tiempo
Lo primero que hizo

Lo primero que hizo Jane Park fue comprarse un bolso de Louís Vuitton (su costo puede oscilar entre los 800 a 1500 euros),luego vino la compra de una lujosa Range Rover que decidió pintar de rosado(su costo pude estar por encima de los 120 mil euros). Después adquirió una casa, vinieron varias noches de celebración  en los que se pudo gastar entre 6 mil y 7 mil euros,que llegaron con las primeras multas que tuvo que pagar por conducir en estado de embriaguez.


Pero su deseo de tener las mejores marcas de reconocidos diseñadores no la hizo detener en su desbocado derroche comprando al menos 50 carteras de famosos diseñadores y todo tipo de relojes.
Algo que también al parecer no tenía nada satisfecha a Jane Park era el tamaño de su busto por lo que acudió  a la cirugía estética para cambiar la forma de su cuerpo y aumentar el tamaño de su busto.
Es de esta forma como este ritmo alocado tenía que parar en algo y en efecto  llegó el momento en que la joven millonaria de la suerte volvió a centrar las miradas cuando se esparció la noticia que estaba vendiendo su casa porque según declaraciones se sentía muy sola.
Sin embargo la explicación de Jane dejó de ser tan creíble cuando la chica de 21 años ofrecía en su cuenta de Facebook  algunos de los muebles.


Al parecer la joven afortunada  no estaba tan preparada para recibir el millonario premio, las extravagantes compras,  los excesos  de licor, las drogas y sus  efectos  terminaron haciendo  que paradójicamente su suerte la llevara a  la ruina.
Finalmente Jane Park sorprendió a todos afirmando que nadie de su edad(17 años cuando ganó el sorteo),debería estar autorizado  para ganar la lotería, amenazando con demandar a Camelot, la empresa operadora de EuroMillones.

Una historia que termina dejando una gran lección para todos aquellos que en alguna oportunidad  puedan ser alcanzados  por la suerte  convirtiéndose en millonarios sin mucho esfuerzo. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario